viernes, 28 de diciembre de 2007

Más fotos de nuestro pueblo





Copyright(r) Roger Caruso

Natalia Valdes Fontalvo ... Fotos






Hola, mi nombre es Natalia Valdes Fontalvo, naci y me crie en El Banco, ahora estoy viviendo en Medellin hace 4 años (creo) pero en vacaciones de Junio siempre regreso a mi calorcito realmente lo extraño mucho...Bueno aqui tengo algunas foticos de mi casa en El Banco jajaja realmente es la casa de mi abuelita Luz Stella de Valdes (En una esta mi abuelita Stella, hermana Nohra, Alberto Valdes), en otra salgo yo y las otras fotos que sinceramente no recuerdo de donde las tomé, me la paso buscando fotos de El Banco en muchas partes y tomo las fotos que mas me gustan jajaja. Espero que les gusten y pronto enviare mas, gracias Eladio Gil por este espacio me parece super bueno.
Natalia, gracias por tu aporte. Saludos. EGM

Natalia Valdes Fontalvo ... desde Medellín

Hola:
Quiero primero felicitarte por lograr abrir este espacio para exaltar a nuestro querido municipio y no dejarlo en el olvido como hacen algunos. Este es un espacio para recordar nuestro pueblo de donde somos y ver como van las cosas, saber de su gente, me ha gustado mucho tu blog. Desde Medellin les deseo una Feliz Navidad y un Feliz Año Nuevo a todos los Banqueños, deseo cosas nuevas para nuestro municipio, que siempre brille con luz propia por lo que es, un lugar acojedor, un sitio donde queremos regresar siempre, el caluroso cariño de la gente y mas. Saludos a todos mis amigos, amigos los quiero mucho y siempre los tengo presente... Medellin es una hermosa ciudad pero del El Banco soy!
Atte: Natalia Valdes Fontalvo
Hola Natalia, mi gratitud por tu comentario. Este espacio es de todos los banqueños, que como tú añoran su tierra, sueñan con ella. Esperamos nuevas y prontas visitas a este... tu blog. Te deseo una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo. EGM

Anibal J. Villafame nos escribe desde Bogotá

Que bueno que entre nosotros los banqueños encontremos personas que se preocupen por el municipio, esas personas que al pasar los años se sienten mas banqueños que nunca y sobre todo con ganas incomparables de sacar nuestro pueblo adelante para hacerlo cada vez mas grande y "mejor", por tal motivo lo felicito y le agradezco la labor que realiza a través de la página.

Desde hace 2 años vivo en Bogota y cada 6 meses viajaba al banco a pasar vacaciones y a trabajar en la emisora Rumba St donde siempre animaba a los paisanos a luchar por el folclor y a hacer del Banco una región amable y con mucho calor humano. Muy pronto le mando una foto donde estoy con unas amigas y un amigo en una discotk de mariachis para que me haga el fabor de montarla a la pagina. Por motivos de trabajo no pude viajar en esta navidad. Ayer que descubrí la pagina me senti como en casa. Saludos a todos los que me conocen y a los que no tambien. Me enteré de la página por que estaba buscando unas canciones del maestro Barros para hablar de ellas en la emisora donde trabajo, Mariana 1400 AM una radio para todos. Gracias viejo Eladio

Anibal J. Villafañe Pianeta.

Anibal, muchas gracias por tu comentario, me alienta a seguir adelante. Saludos. EGM

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Avis Alda Monteza nos escribe desde Panamá

Saludos Banqueros!

Que gran alegría me ha causado encontrar esta página sobre el Banco Magdalena, en la década del 70, del siglo pasado, estudié en Colombia, una panameña zanahoria en Bogotá la pasaba mal con tanto frío y seriedad, pero que dicha fue llegar a una residencia donde la mayoría eran costeños, y sobre todo del Banco.

Créanme que gracias a ellos mis días fueron soleados, recuerdo con gran cariño a Mercedes Chajin, Cristina la hija de “Tumba Payaso”, los hermanos García Arévalo, Gilberto y Leopoldo, sus abuelas mama Chepa y mama Ciyana.

Tuve la oportunidad de viajar por tierra desde Bogotá hasta El Banco, un recorrido impresionante rodando loma abajo con el estómago en la boca, cruzar el Cesar y el Magdalena en chalupa, conocer Valledupar fue otra emoción y un orgullo.

¡Saludos Banqueros!


Avis Alda Monteza

Avis, muchas gracias por escribirnos. Esto nos alienta a continuar la labor iniciada. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo. !Ah! en realidad el gentilicio de los nacidos en El Banco es BANQUEÑOS y no BANQUEROS ... jajaja ... Banqueros nos dicen por equivocación los de un corregimiento cercano a El Banco de nombre "El Salto". EGM

sábado, 22 de diciembre de 2007

Johan Luna Gil











Bueno Johan, solo falta que nos escribas diciéndonos quienes son las personas que aparecen en cada foto. Saludos. EGM

Eliana Oliveros Castro

Hola le envío estas fotos de El Banco son de mi colección , que buena idea la de crear una página, la verdad no tenía idea de que existía hasta que mi amiga Diana me contó.


Recuerdan las peripecias que nos tocaba hacer para llegar a El Banco por tierra, atravezando vehículos por ferri en el río Cesar... ?




Bueno... Ahora lo podemos hacer por este hermoso puente ... que bien por El Banco ... Felicitaciones a todos, los que por su empuje lograron hacer de esto una realidad ...

























Eliana, gracias por este material. Están formidables las fotos que envías. Quedamos en espera de más información. Feliz Navidad y Próspero año 2008 para tí y tu familia. EGM

viernes, 21 de diciembre de 2007

¡¡Feliz Navidad!!



LA FAMILIA GIL MORENO, LES DESEA A TODOS LOS BANQUEÑOS UNA FELIZ NAVIDAD Y UN PRÓSPERO AÑO NUEVO LLENO DE FELICIDAD Y QUE DIOS LES ENVÍE LLUVIAS DE BENDICIONES.
Bueno, recibí un correo donde me dicen que la familia Gil Moreno no aparece completa y tienen toda la razón. Faltan las fotos de Argemiro, Cesar y Vilma que están en El Banco. Cómo no tenemos fotos de la familia completa y además falta nuestra madre (Consuelo Moreno Q.E.P.D), aquí les publico una foto de hace algunos añitos donde nos encontramos todos, menos Diana, que todavía no habia nacido.


¿Qué tal? ... parece que fue ayer ...

sábado, 15 de diciembre de 2007

Recordar es vivir ...


La Piragua de Guillermo Cubillos ...


El imponente Magdalena bordeando nuestro pueblo ...


Rio Magdalena


Rio Magdalena


Rio Magdalena visto desde el Muelle...


Deambulando por las calles de El Banco ...


Hermoso aterdecer sobre el río Magdalena


Cienega de Zapatoza


Puerto de las chalupas ...


Jolgorio Pocabuyano
Copyright(r) Roger Caruso

lunes, 10 de diciembre de 2007

Lenguaje Popular ...

A
Aguaje: Orgullo. Vanidad (!Ajá! Cuál es tu aguaje?, ¿Cuál es tu vaina?)
Arrecho: Con apetito sexual. Bravo, enfadado.
Atolondrao: Loco, anormal.
Atorontao: Aturdido por un golpe. Mareado.

B
Bachere: Equivale a decir: ¡No hombre!.
Bonche: Pelea, disputa.
Bochinche: Rumor, enredo, chisme.
Boquinche: Persona con labio leporino.
Burrero: Al que le gusta comer burras.

C
Casquillo: Extremo del pene. Glande.
Corotos: Equipaje. Utensilio de cocina.
Corotear: Buscar, requisar.
Cuscú: De pelo quieto.
Cosiaca: Objeto o cosa cuyo nombre no recordamos (páseme la cosiaca esa ...).
Cotopla: Expresión que reemplaza al pene (!la cotopla...!).

CH
Changongueria: Burla, recocha.
Chechere: Enceres, equipaje, elementos de cocina.
Chocoros: Elementos del hogar que debe comprar el futuro marido.
Chucha: Vagina.

E
Emputao: Enojado, con rabia.
Embromao: En mal estado.
Esgualetao: En mal estado.
Esmierdao: Esgualetao, en mal estado (Ese man se esmierdó = se cayó).
Esmigajao: Hecho migas.
Esguañañao: Esgualetao, esmierdao, esmigajao.
Espelucao: Sin peinar.

F
Farto: Bobo.
Fo: Para demostrar desagrado por algún mal olor.

G
Güimbia: Cosa, objeto cuyo nombre no recordamos, cosiaca.
Güerguero: Esófago. Paño envuelto que se cuelga al cuello.
Guindarejo: Colgantes. Indumentaria extravagante.

I
¡Isto!: Expresión de asombro cuando alguien exagera algo.

J
Jarto: Harto.
Jua: Voz para decir que no se le mide a algo.

L
Lambón: Rodillón, adulador.
Lambonería: Adulación.

M
Maco: Bobo, idiota.
Mamerta: Grande, enorme, boba.
Melar: Errar, no atinar.
Meneca: Burra pequeña.
Meróla: Piedra, roca.
Mepea: Cabeza.
Meahuma: Mepea, cabeza.

N
No embróme: No moleste.
Nargas: Expresión que equivale a nada.

Ñ
Ñeque: Ron, bebida.
Ñoña: Estiércol, excrementos.

O
Orto: Trasero.

P
Pan: Vulva.
Panocha: Vulva, pan.
Perratear: Burlar.
Penca: Correa, zurriago.
Perendengue: Argumento en contra, Atavío, arrimuesco.
Perrenque: Fuerza, voluntad, hombría.
Pretinel: Piso, andén. Sardinel.
Pretinazo: Trago de ron (metete un pretinazo de caña ...).

R
Recocha: Juego, desorden.
Recochar: Jugar, retozar.
Ripio: Andrajos, indumentaria maltrecha, rota.
Remondillar: Lacerar. Perder la piel (erda... me caí y me remondillé la rodila)
Rota: Sin virginidad.

S
Sardinel: Piso, pretinel
Sonso: Bobo, lerdo, lento.
Soplatierra: Trasero, ojeloro, ojepava.

T
Tilín: A punto de caer.
Trola: Pene, viril del hombre.
Turrumuto: Terraplén, cerro pequeño.

V
Vacio: Expresión que denota negación.
Verija: Pubis.
Viche: Verde, fruto no maduro.

Nueva herramienta:

Para los que les gusta comunicarse "on line" con otros usuarios, acabamos de implementar una especie de "chat", más bien es un tablón de anuncios o mensajes. Lo pueden utilizar para dejar mensajes o "chatear" con usuarios que estén "on line". Esperamos sea de su agrado ...

Para utilizarlo solo deben escribir su nombre ( o seudónimo) en la respectiva casilla y el mensaje que quieran enviar. No es necesario ingresar el email, es opcional. Para enviar el mensaje pulsar el botón "INGRESAR MENSAJE"

Saludos ...

domingo, 9 de diciembre de 2007

Mensajes de Navidad




Justiniana La Ventera

JUSTINIANA LA VENTERA
Hernando Vanegas Toloza



Nadie sabe cuando llegó al pueblo. Ni cuando ni cómo. Apareció un día caminando sus callecitas polvorientas y lo recorrió todo. Se extasió contemplando el discurrir del anchuroso río que allí pareciera que fuese más ancho y más caudaloso. Observó sus corrientes y sus remolinos. Miró admirada el muelle colonial, con sus escalinatas y la plataforma qe sirve de embarcadero. Imaginó cuanto sudor le costaría a los pobres negros e indios que esclavizados trabajaron en sus construcción, cuanta sangre, cuántos muertos... Caminó oliendo, impregnándose del olor del río y sudó el sudor frío y pegajoso que produce el calor canicular del mediodía. Subió las escalinatas una a una, hasta completar las cincuenta y dos. Una vez arriba se sintió empequeñecida por la inmensidad y la solemnidad de la Iglesia de la Virgen de la Candelaria, la patrona del pueblo. Al carajo!, ella no era mujer de creencias ni supersticiones. No entró a la iglesia i siguió caminando. Bajó por la calle y llegó al nivel bajo del pueblo. Conoció o reconoció el comercio, el mercado público y el puerto de la chalupas. Vio amontonadas como objetos sin valor montañas de piñas. La piña más dulce y sabrosa del mundo, la de hojas dentadas, que se produce en el entorno del pueblo y pueblos vecinos. Siguió caminando más allá del mercado y conoció los barrios pobres, los que cada año con la creciente se inundan. Todos los años lo mismo: invierno-creciente-inundación-damnificados. Y la pobre gente soportando sin hacer nada por remediar esa situación. Ni el pobre protesta, ni los gobiernos previenen nada. Solo sirven para robarse la plata, es el decir. Caminó por las calles arenosas y salió hacia donde viven los ricos del pueblo. Ah!, casas de material, grandes, espaciosas, frescas, contrastan con la que vio antes, casuchas de bahareque y paja, de cartón, de cualquier material. Y allí, como protegiendo a los que tienen, el Puesto de Policía. Vio amodorrados a varios tombos sentados sin camisa y abanicándose con abanicos de palma tejida. Sudaban la gota gorda por el calor. Siguió en su recorrido y vio el Correo Aéreo y Telecom. "-De que me sirve si no tengo a quien escribir ni a quien mandarle marconi. Bueno, importa, así es la vida" -pensó. Al azar escogió una calle y caminó hacia arriba varias cuadras. De pronto se topó con el Colegio de las Monjas. Le dio la vuelta a la manzana. Observó el colegio, su construcción, las niñas y jóvenes que en algarabía corrían, caminaban, jugaban. Se detuvo en su recorrido como s un imán gigantesco allí la retuviera. Se sentó en el pretil de la casa de enfrente y allí dejó transcurrir una, dos horas, meditó y meditó pero no ha habido fuerza terrenal que haya sido capaz de arrancarle el secreto de sus pensamientos. Por fin salió de su letargo y siguió caminando hacia arriba. Llegó a la Mobil, en donde la compañía petrolera tenía su base. Un inmenso campo lleno de terraplenes que iban formando cuadros en donde se almacenaba un líquido negro y hediondo. Y en pleno frente, la Planta, en donde se generaba la energía eléctrica que alumbraba el pueblo de 6 a 9 de la noche y más ná. Conoció el río Cesar y alcanzó a vislumbrar a los lejos su desembocadura en el Magdalena. Giró hacia la izquierda, caminó, caminó, caminó. Pasó por una zona enmontada y vió a unos muchachos mamando burra a plena luz del día. Meses después supo que uno de ellos era Edgar Mozo, el hijo de Doromilda, la maestra de Tamalamequito, considerado el campeón en el arte de mamar burras ya que las hipnotizaba y con un siseo silbado las dejaba quietecitas y así podía hacerles la gracia a los animalitos. Vió un edificio blanco, en mal estado. Carcomidas sus paredes por el paso de los años y la desidia oficial. Un letrero le dijo que era el Hospital de la Candelaria. Vió a gente vestida de blanco que andaban siempre presurosos. Dos cuadras más hacia la izquierda se veía un campo de futbol grande, y a la derecha, la salida de la carretera que va a Chimichagua y Santa Marta. -"Y qué me importa carretera, si de aquí más nunca voy a salir"-. Se metió en una cantidad de calles, estrechas unas, anchas otras, polvorientas todas. El barrio Pueblo Nuevo. Lo recorrió palmo a palmo. Se encontró con un conjunto de casas de material con un letrero que rezaba: Barrio Juan José Vanegas. Siguió caminando y llegó a la trocha que va al Salto. Siguió caminando y encontró una enorme tapia blanca y un olor que le pareció a carne podrida, a mortecina. -"Vaya llegué al cementerio". Entró en él y lo recorrió con ojo analítico, como cuando uno va a comprar una casa. -"Me gusta, es espacioso y cómodo." Salió caminando ahora si dirigiendo sus pasos. Llegó a la piecita que había alquilado, en la que a duras penas cabía una camita de spring y una mesa. En el patio común estaba la letrina y el baño, una alberca en donde se almacenaba el agua negruzca y llena de barro que el acueducto bombeaba dos horas al día, sin ningún tratamiento. -"Bueno, ya estoy aquí. Llegué a mi pueblo. Mañana a trabajar". Se acostó en la camita y la pobre protestó con miles de chirridos al soportar el peso de una mujer morena, pero no del moreno pálido de muchos, sino de un moreno negruzco de una piel negruzca sin llegar a negra, limpia, reluciente, bella, que cubría un cuerpo enjuto de carnes, sin un ápice de grasa, sin libras de más, con las rotundeces típicas de las negras pero sin llegar a la extravagancias de las nalgas de las pilanderas. su cabellera negra, ensortijada, que cubría siempre con una pañoleta, solo alcancé a vérsela una vez y era realmente hermosas, le daba una elegancia sin igual a su cuerpo de 1.75 mts y a su cara algo escasa de carnes sin ser cadavérica, y a unos ojos negros, penetrantes, llameantes, que hablaban sin decir palabra.

Pasaron los días y al tercero apareció Justiniana radiante, vestida con un vestido floreado de flores rojas y fondo no definido, bien maquillada, sus labios gordezuelos pintados de rojo encendido, su cabellera negra cubierta por una pañoleta que hacía juego con el vestido y de la cual emanaba el inconfundible y delicioso olor del aceite de corozo. Sobre la cabeza un trapo enrollado y sobre él una chaza con tapa en cada uno de sus cuatro lados llevaba impreso un proverbio. Recuerdo el impacto que me causó. -"Dulces, dulces, llevo dulces! Ariquipe, meche, chiricanas, almojábanas, cocadas, panelitas de leche, delicados de piña! "-y los niños salíamos gritando: -"Yo quiero, yo quiero" Los niños estábamos felices y emocionados. Íbamos a comer dulces cada vez que Justiniana pasara!"-Los viejos alelados por la majestuosidad de Justi que iba cargando su enorme chaza, sin apoyo de las manos, y cuando tenía un pedido la bajaba de su cabeza y la colocaba en un trípode. -"A ver qué quiere... Mirábamos embriagados de contento tanta variedad de dulces. -A mi una cocada. -"A mi un ariquipe." -"A mi una almojábana..." Leíamos maravillados los mensajes que traían sus proverbios. Nunca olvidaré los primeros cuatro que leí en la chaza: "El que critica sufre", "Camarón que se duerme se lo lleva la corriente", "No mires la paja en el ojo ajeno...", "Haz el bien y no mires a quien". Después fueron miles los proverbios que leíamos en su chaza y no sabemos de donde los sacaba. De ahí en adelante Justiniana, la ventera, se convirtió en parte de nuestra vida. Todos los días pasaba majestuosa, imperturbable, con su chaza en la cabeza, como si el calor y el polvo no la afectaran. Si tú salías tarde y había pasado por tu casa no regresaba a venderte. - "Venga acá que yo ya pasé por allí". Y tocaba ir si querías comer dulces. Ella decía que el único que la hacía regresar era mi papá. "Si es José la Paz, si voy". No sé la razón de su comportamiento con mi viejo. Y así trabajando día a día, con tesón, justamente fue conociendo la vida de todos y cada uno de los pueblerinos. Conoció de chismes, de las infidelidades, de las golpizas que daban los maridos a sus mujeres y algunas mujeres a sus maridos, quién era o no señorita, quién era maricón y se las tiraba de macho... -"mira, más bien no me hagas hablar porque todo el mundo va a saber que a tí te desvirgaron en el paseo al Salto el día de la Candelaria", o, "vacio, gordo no seas tan hablador y jactancioso que tu mujer te está poniendo los cachos Joselito"; o "váchere, Emilito, ahora como te ganaste la lotería te crees de la jaig, jaig", o "no crea que su hija está estudiando en Bogotá, está en un putiadero en la décima" o el de "jua, tú no hables mucho que cuando te emborrachas se te moja la canoa". En fin, Justiniana llegó a conocer profundamente la vida de cada uno de los banqueños. Era la vox populi. Tenía más audiencia que la Voz de El Banco. Y fue creciendo su fama. Cada día eran más y más los que temían la lengua de Justi. No tenía rabo de paja. Nunca se le conoció marido, por lo menos públicamente, aun cuando tuvo un hijo. Nosotros nos fuimos encariñando con ese personaje. -"Justi, déjenos una almojábanas y se las cobra a mi papá". "Está bien, pero ese vergajo nunca me las va a pagar!". A la par iba creciendo su fama de bailarina. No había cumbión, cumbiamba, fandango o fiesta popular a la que no asistiera Justiniana. -"En este pueblo no hay mejor bailarina que yo"- decía a gritos en la rueda de bailadores. De esa manera descalificaba bailarinas excelsas como Genoveva, la mejor de toda la Costa, a la Copona, que vivía de vender cucas, caballitos y alegrías; a Juana Rosa Manzano, la cumbiambera soberana, inmortalizada por José Benito Barros en una cumbia que decía:



"Juana Rosa, Manzano Juana Rosa
Juana Rosa, Manzano Juana Rosa,
era noche de diciembre, noche hermosa,
cuando el círculo de fuego ya giraba,
deslizaba ante los pies de Juana Risa
una hembra que a los hombres embrujaba
y su cuerpo se envolvía en el lamento
que del millo y la tambora se escapaba
y el tribal de sus cabellos, fuego al viento,
con la brisa de diciembre jugueteaba.

Juana Rosa Manzano, cumbiambera soberana,
Rosa Manzano, estrella de la mañana. (bis)

Juana Rosa, Manzano Juana Rosa
Juana Rosa, Manzano Juana Rosa,
y la cumbia carrusel de inspiraciones,
bajo el suave parpadear de los luceros
incendiaba con su magia las pasiones
de los bogas, pescadores y vaqueros,
pero el gallo dio las cuatro y Juana Rosa
a su rancho se marchó por el sendero,
muy cansada, sigue errante, sudorosa,
las palomas de su pecho se fundieron.

Juana Rosa Manzano, cumbiambera soberana,
Rosa Manzano, estrella de la mañana. (bis)


Fandango o Cumbiamba sin Justiniana, no era fiesta. Así como la lucha por la vara de premios, la competencia de nado en el río Magdalena, los torneos de boxeo y la carrera de sacos que se hacían en las fiestas paganas de la celebración del día de la Virgen de la Candelaria, eran apenas competencias de aficionados sin la Caneca o Machorra, así cualquier fiesta popular era una danza sin velas encendidas sin Justiniana. -"La buena bailarina de cumbia avanza en su danza sin levantar los pies del suelo y moviendo cadenciosamente la cadera, en la mano el paquete de esperma encendido y un aire de majestuosidad que no se aprende, sino que nace con una"- decía a cuantos la quisieran escuchar, -"Miren estos movimientos, miren esta cadera, miren mi cara..."- enseñaba Justiniana a todos los que quisieron aprender a bailar con ella. Era incansable. Bailaba toda la noche sin descansar, consumiendo paquete de esperma tras paquete de esperma. Yo no sé si la esperma derretida que caía en sus manos la quemaba o no. Ella bailaba extasiada por el llamador, por el tambor mayor, por el guache y, especialmente, por la flauta'e millo que la transportaba yo no se adonde. Sí era elegante llevando su chaza en la cabeza, en la cumbiamba era majestuosa, inconmensurable...

Los muchachos íbamos a todos estos eventos, además de a berrochar, a ver bailar a Juana Rosa, a Genoveva, a Justiniana, a la Copona, a Juanchito -el cumbiambero del barrio El Banquito-, al burrito Arias, Amaranto de León, el único magnifico acordeonero del pueblo, a Félix Mozo y a otros que no recuerdo su nombre. Allí aprendíamos los secretos de nuestros bailes y nuestra música. Transcurrieron años y años. Fuimos creciendo. Siempre le comprábamos dulces a Justiniana. Ella vivía de su negocio y nosotros éramos felices. Su fama de peleadora parlanchina fue creciendo hasta el punto que en la plaza del Palacio Municipal levantaron en granito pulido un obelisco que la gente dice es la lengua de Justiniana y llega más arriba del cuarto piso. Seguimos creciendo y salimos del pueblo a seguir nuestros estudios. Unos a Bogotá, otros a Tunja, Ocaña, Barranquilla. Mis hermanos y yo, a Santa Marta. Después de muchos años sin ir al pueblo, regreso y lo primero que se me ocurre preguntar a mi hermano es. -"Joselito, qué hay de Justiniana?" -"Por ahí está. Ya no vende dulces. Ahora tiene una casa de putas".

A mi pueblo... A mi Banco

A MI PUEBLO... A MI BANCO
Manuel Antonio Vilardy Ramirez

I
SIEMPRE QUE TE RECUERDO
TE DERRAMAS POR MIS OJOS
SIEMPRE QUE TE RECUERDO
TU TE ASOMAS POR MIS POROS

II
ES EL RECUERDO DE TU ATARDECER
EL QUE ESTA EN MI PENSAMIENTO
EL; ME HACE LA SANGRE ARDER
LLORO POR TI; LLORO CON SENTIMIENTO

III
MI VERSO ESTA EN TU AURORA
ESTA EN MI ALMA, EN MI CUERPO
MI VERSO HOY LLENO DE CONGOJA
POR TODO ESTE BELLO RECUERDO

IV
HOY PRESO DE ABSURDAS SOLEDADES
EL ASTÌO EN EL EXILIO ES MI COMPAÑERO
QUIERO VER DE NUEVO TUS BELDADES
Y EN TU MUELLE EXTASIARME SIN RECELOS

V
QUIERO VOLVER A VER EL MAGDALENA
ESTRELLARSE CON ÍMPETU EN TU MUELLE
Y CONOCER EL BELLO PUENTE QUE ESTRENAS
CORONANDO AL CESAR COMO UN FUELLE

VI
QUIERO VER EL MANTO BOREAL QUE TE ILUMINA
Y EN EL ATRIO MAJESTUOSO DE TU BASÍLICA
CONTEMPLAR LOS COLORES QUE SE DISFUMINAN
LLENÁNDOTE DE CONTRASTES FEBRIL HERÁLDICA

VII
QUISIERA SER EL VIENTO QUE LLENA
TU CORAZÓN Y ALMA Y EMPUJARTE A VIVIR
QUISIERA SER EL FUEGO QUE QUEMA
LAS MENTIRAS QUE DICEN LAS VIPERINAS DE TI

VIII
QUISIERA SER EL AGUA QUE TE BAÑA
Y QUE LIMPIA TUS ENTRAÑAS PEREGRINAS
BORRAR LA ENVIDIA QUE ALEBOSA TE DAÑA
Y LA LENGUA Y ACTITUDES QUE TE ASESINAN

IX
DESTRUIR POR SIEMPRE TUS LUNARES NEGROS
Y LAS DAÑINAS Y ENGAÑOSAS POLITIQUERÌAS
QUE SURJAS CUAL AVE FÉNIX, CUAL GUERRERO
DESTRUYENDO PROTOTIPOS QUE OTRORA TENIAS

X
CUANTO ME DUELES MI BANCO AMADO
CUANTO ME HIEREN LOS QUE TE MATAN
INSTO A LOS JÓVENES QUE LUCHEN A TU LADO
Y VENZAN A LOS QUE EL FUTURO TE ARREBATAN

Manuel Antonio Vilardy Ramirez

ELADIO

MI NOMBRE ES MANUEL ANTONIO VILARDY RAMIREZ, HIJO DE DELFIA RAMIREZ Y MANUEL VILARDY, HERMANO DE CHABELA Y JAIME.

BANQUEÑO DE PURA CEPA. VIVI 22 AÑOS, ESTUDIE, ME GRADUE DE ARQUITECTO Y ME CASE EN BOGOTA, PAPA DE LINA PAOLA Y JUAN PABLO DE 16 Y 10 AÑOS RESPECTIVAMENTE. HOY ESTOY RESIDENCIADO EN COSTA RICA CENTRO AMERICA DESDE HACE SIETE AÑOS.

ME ENTERE DE LA PAGINA POR UNA BACTERIOLOGA AMIGA QUE LLEGO A COSTA RICA Y ME DIO LA DIRECCION; DE AHI EL POR QUE TE ESTOY ESCRIBIENDO, YA QUE QUISIERA HACER PARTE CON UNOS ENSAYOS DE POEMAS DE LA MISMA.

NO SE CUAL ES EL PROCESO QUE HAY QUE SEGUIR PARA PODER HACER PARTE DE TODO ESTE CUENTO QUE HAS INVENTADO Y QUE APLAUDO. INICIATIVAS COMO ESTA, HACIAN FALTA Y GLORIA A DIOS PRIMERO Y EL ESPIRITU SANTO, QUE SEMBRO EN TI ESTA SEMILLA QUE YA HA EMPEZADO A DAR SUS FRUTOS. NO SOY UN ERUDITO NI UN GRAN ESCRITOR; PERO SI QUISIERA COMPARTIR CON TODOS LOS QUE VISITAN ÈSTA PAGINA, MIS VIVENCIAS DE COMO SE VE EL BANCO EN LOS OJOS DE UN NATIVO EN EL EXILIO.

QUISIERA QUE SE ENTERARAN TODOS; DE LA FALTA QUE LE HACE A UN BANQUEÑO LEJOS DE SUS TIERRAS, EL BOLLO LIMPIO, EL RON CAÑA, EL ATARDECER EN EL MUELLE, LAS NOCHES EN EL PARQUE DE TELECOM, LAS COMIDAS TIPICAS ELABORADAS CON EL AMOR DE SU MADRE, LOS AMIGOS, LAS RUMBAS DE LA CANDELARIA CON EL BAILE DE LA MALLA INCLUIDO, LOS CARNAVALES, LOS VIAJES A LAS EXOTICAS PLAYAS ( DE PUNTA CANA JAJAJAJA ) DE ALGARROBAL, LOS PASEOS A EL SALTO, EN FIN, TODAS LAS AVENTURAS Y EXCENTRICIDADES SANAS QUE SOLO SE VIVIAN EN UNA TIERRA QUE JAMAS TENDRA UN IGUAL EN EL MUNDO... EL BANCO MAGDALENA.

PD. TE ENVIO UNA FOTO MIA A VER SI TE ACUERDAS DE MI. LO MAS RECIENTE DE LO QUE HICE EN EL BANCO, FUE SER SECRETARIO DE OBRAS PUBLICAS Y ALCALDE ENCARGADO EN VARIAS OCASIONES POR FERNANDO PISCIOTTI (Q.E.P.D.) ESTO FUE HACE YA MAS DE 8 AÑOS.

Hola Manuel. Bienvenido. Esta página se creó con el afán de integrar a banqueños de nacimiento o adoptados. Para hacer parte de todo este cuento no se requiere nada del otro mundo, solo querer a ese hermoso pueblo donde nacimos, o nos criamos. Aquí no importa ser o no erudito escritor, lo importante es amar a estar tierra. Bienvenidos todos los que quieran aportar un granito de arena para hacer crecer este sitio y que nuestro teruño amado sea conocido por extraños, recordado y añorado por los que estamos viviendo en otros lugares.
Aquí a este sitio puedes enviar lo que tu quieras y será publicado. Nuevamente bienvenido.

Deseamos a ti y tu familia en Costa Rica una Feliz Navidad y un Próspero año 2008.
EGM

El Banco Magdalena:

Puerto sobre el Río Magdalena, fundado por José Domingo Ortíz, el 2 de febrero de 1680, donde habitaron los indígenas Chimilas. A la llegada de los españoles fueron sometidos y expropiados de sus tierras dando paso a la fundación conocida con el nombre de Nuestra Señora de la Candelaria de El Banco, elevado a la categoría de municipio en 1871.

Eladio Gil Moreno (egilmoreno@gmail.com)
Escribeme y enviame información para publicarla.
Loading...