lunes, 2 de febrero de 2009

CANDELARIO OBESO DESDE MOMPOX PARA EL MUNDO


CANDELARIO OBESO DESDE MOMPOX PARA EL MUNDO
160 años de su nacimiento (Enero 12 de 1849 - 12 enero 2009)
Discurso pronunciado por Máximo Alemán Padilla, Presidente de la Fundación Cultural y Ambiental Candelario Obeso, FUCOB.
Cementerio de Mompox, enero 12 de 2009

· Señor Alberto Hernández Ricardo, Alcalde de Mompox.
· Señora Lisbeth Ricaurte, Primera Dama.
· Señora Melba Escobar de Nogales, delegada del Ministerio de Cultura.
· Señora Moraima Faciolince Piñeres, Representante de la Gobernación de Bolívar.
· Profesor Antonio Dávila Toro, mi profesor de primaria en el Liceo Candelario Obeso.
· Señores rectores y rectoras de las Instituciones Educativas de Mompox y poblaciones vecinas.
· Autoridades, civiles, religiosas y policiales. Bienvenidos todos!!!

Hace más de siglo y medio, cuando todavía existía el sistema político más cruel y repugnante que haya conocido la humanidad: la esclavitud; en la reciente creada República de Colombia, aquí, en este suelo nació Candelario Obeso Hernández, el nombre mompoxino más pronunciado de hijo alguno, de esta provincia, en todas las lenguas y rincones del mundo.

Él, producto del mestizaje de tres etnias, sambo en esencia, estaba predestinado por los dioses tutelares del cosmos a ser un hito regional; quien por su inteligencia esplendente relumbraría con luz propia en el panorama lingüístico, filosófico, político, literario y militar de la nación.

Pero, como dice el dicho de nuestras abuelas: “lo bueno no dura mucho”, Candela, como le decían sus amigos, fue una llama que se extinguió muy pronto a la edad de 35 años, su fuego lumínico y resistente, quedó para siempre en la memoria de todas las generaciones que le precedieron en Colombia, América y en parte de Europa y África.

Pervivir 160 años en el corazón del pueblo y en la memoria académica y literaria de una nación, es un prodigio del Ser al no morirse con la muerte.

Hoy celebramos la distinción de haber sido declarado el 2009 como el año de Candelario Obeso y Jorge Artel, honor que nos hace el gobierno nacional por intermedio de la Ministra de Cultura, Señora Paula Marcela Moreno Zapata; por ese hecho todos los mompoxinos estamos orgullosos y agradecidos.

Este suceso es un reconocimiento justo a una raza que tanto le ha aportado en lo físico, cultural y espiritual, a la construcción de la identidad nacional; raza infamemente tratada por la discapacidad mental de algunos hombres y mujeres que se creen superior a un negro, a un indio y a un judío.

Anhelamos y esperamos, que esta declaratoria del Ministerio de Cultura, les ayude a entender a los racistas de Colombia y de Mompox, que los hombres y mujeres no valen ni tienen prestigio por el color de la piel; ya sea blanca, negra o amarilla ó porque tenga más o menos dinero; algunos conocimientos, buenas relaciones con los comerciantes y políticos: no señoras y señores.

Los seres humanos tenemos valía y somos necesarios en la medida que entendamos que venimos a este mundo a servir a nuestro prójimo sin ningún interés ni reparo.

La soberbia y el orgullo nos hacen olvidar que somos aves pasajeras, que esa arrogancia y pedantería con la que nos comportamos, es propia de nuestra ignorancia y, ella se esfuma “Aquí, en donde confina la vida con la eternidad”.

El Mompox que hoy nos corresponde vivir, es el mismo de Obeso en muchos aspectos de su época: las iglesias, la albarrada, la Calle de Atrás, su casa, de otros, el Suan…; en cuanto a servicios públicos: al agua le falta tratamiento, sale turbia, hay que hervirla para que no nos haga daño, se suspende por las noches, la tubería por donde circula es vieja; el sistema de alcantarillado es un proyecto costoso y no hay plata para materializarlo; muchos habitantes continúan con el calvario de botar todos los días el agua servida a las calles; el sistema sanitario continúa con su tubo respiratorio; las basuras andan de arriba para abajo y de abajo para arriba; el jardín botánico el Cuchubo se resiste a morir frente a la indolencia de las autoridades locales y departamentales, con la complacencia inexplicable de la comunidad.

Las vías para llegar a Mompox permanecen iguales o peores, aunque se han construido y pavimentado algunos kilómetros de carreteras, en las épocas invernales se destruyen.

El Puente Héroes de El Botón de Leiva, gracias a la Presidencia de la República, es el inicio de una red de vías positivas que nos unirá con Venezuela, Panamá y Suramérica.

Ojala, estas obras en proyección sean un hecho antes del bicentenario… del nacimiento de Candelario Obeso.

Mompox ha crecido, es cierto, pero desordenadamente.
El proyecto de creación del nuevo departamento es viejo y busca reestablecer el papel líder de Mompox en sus épocas de gloria, sería bueno desempolvarlo al amparo de la Nueva constitución y las leyes. Recordemos que según el Maestro Orlando Fals Borda, hasta nombre y capital tenía: Departamento del río con capital El Banco, Departamento del Magdalena Medio con capital Barrancabermeja, Departamento de Candelario Obeso con capital Mompox, entre otros.

Les expresamos a los que vienen a Mompox a quedarse, que no llegan a cualquier lugar; este es un sitio sagrado, por eso los invitamos a que estudien su historia, a que conozcan sus gentes para que aprendan a quererla en su integridad.
Se quiere y defiende lo que se conoce.
Muchos de sus advenedizos no tienen ni idea que es Mompox, ni que significa.

No vengan a Mompox solamente a explotar su nombre inmortal, a engañar a su gente humilde y trabajadora. En la vida no todo es negocio, dinero, compra y venta.

A las personas de otras partes que están comprando las casas coloniales, les exigimos conservarlas y cuidarlas como los propios raizales, ellas son parte de nuestro pasado presente, tesoro invaluable que le permitió a la UNESCO declarar a Mompox en 1995 Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad.

Si algunos no tienen ningún motivo para querer a Mompox, tampoco tienen ningún motivo para irrespetarlo.

Felicitamos y admiramos a los mompoxinos que no abandonan su pueblo, que viven y sufren el día a día las angustias de la supervivencia por la falta de unos pesos, que significa falta de trabajo; también nos merecen respecto los que aún, en otros espacios piensan, trabajan y luchan por las gentes de nuestra región.
Muchos hemos emigrado por razón de trabajo y estudios, pero estamos pendientes de él, lo visitamos con frecuencia, lo llevamos en el alma y no podemos dormir tranquilos pensando en su estado.
Gracias hermanos por cuidar la casa.

Le reclamamos a los hijos ingratos que se olvidan de su madre, a los que teniendo todas las posibilidades de ayudar, por sus contactos e influencias ante el gobierno nacional, ante la empresas privada no lo hacen y si lo hacen es en pro de su beneficio personal y familiar.

También le reprochamos a los políticos corruptos que con astucia llegan al poder local, a los que convirtieron la política en una actividad mercantil, financiera y de trampas; a todos los vendedores y compradores de votos y conciencias, ellos sin excepción, deben ser juzgados con la indiferencia y el castigo popular de no apoyar sus nombres cuando los presenten a elecciones.

Mompox siempre marco la diferencia, redimamos ese norte, recordemos: fue el primer pueblo en el Nuevo Reino de Granada en declarar la independencia absoluta de España, tener la primera notaría, organizar la primera Sociedad Económica de Amigos del País, el primer hospital, la primera Universidad de la Costa Atlántica: El Colegio Universidad San Pedro Apóstol, ese vieja y querida institución que este año en el mes de agosto cumplirá 200 años de creada por Cédula Real.

Candelario Obeso, también fue el primero en irrumpir con la temática negra en la literatura, escribió como hablaban los bogas y campesinos del Río Magdalena, por eso se le conoce como su precursor en el mundo.

Quiero decirles a mis queridos colegas profesores que el cambio esta en nuestras manos, es decir, en nuestras cabezas; la realidad del cambio depende mucho de nosotros, y como afirma el profesor Raúl Rovira, “si los estudiantes de un colegio son académicamente malos, sus profesores son peores”.

Profesores, trabajemos con lo propio, por lo nuestro, conozcamos más a Candelario Obeso, no el Obeso de las anécdotas ramplonas y chistes pendejos que muchos repiten, pues es lo único que saben de él. Conozcamos más a Mario Alario Di-Filippo, a Pedro Salcedo del Villar, a Orlando Fals Borda.

Señores académicos e intelectuales ya están buenas las vacaciones, empecemos a pensar y a escribir, a proponer formulas nuevas y novedosas en el quehacer político, histórico, cultural, social y filosófico de Mompox, siempre en mira de los colombianos.

Señor Alcalde Alberto Hernández Ricardo, usted, su equipo de trabajo y el Concejo Municipal en pleno, debe ser uno cuando de educación y cultura se trate, ella no puede seguir viviendo de migajas ni de limosnas. Si sus propuestas se realizan, doblará una página triste de la historia cultural mompoxina y comenzará el kaziyadú de Orlando Fals Borda, palabra huitota que significa: amanecer, nuevo despertar.

Señora Melba Escobar de Nogales, Moraima Faciolince Piñeres, Gina Ruz, les pido el favor, en nombre de la organización que representó que el año declarado a Candelario Obeso le deje a su pueblo obras concretas que beneficien a la comunidad, para que el mismo Obeso recoja sus palabras:
“…Nunca en la mujeres
Fue efectivo ná
Toro en ella ej humo
Toro farserá!”

Con Candelario Obeso y la ayuda de ustedes, renacerá el espíritu fogoso de los mompoxinos, para superar el sufrimiento que hoy padecemos y volver a brillar con la luz primigenia que tanta gloria nos ha dado.

Hago un llamado fraterno a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás, no podemos seguir comportándonos como niños malcriados, resentidos por bobadas que no que no tienen sentido.

Apartémonos del odio y la rencilla, el chisme y el comentario de mal gusto; ello en nada contribuye al trabajo, a la armonía y a la paz de nuestros espíritus.
Aunemos esfuerzos para salir adelante.
Abajo el odio y la envidia, arriba el amor y la fraternidad.

Recordemos que Mompox, fue fundada por Alonso de Heredia, y este 3 de mayo cumplirá 472 años, y su progreso no se mide del suelo a la cúpula de la Iglesia de Santa Bárbara, como tampoco la estatura de sus hombres se mide de los pies a la cabeza, sino de la cabeza al cielo.
Muchas gracias.
Publicar un comentario

El Banco Magdalena:

Puerto sobre el Río Magdalena, fundado por José Domingo Ortíz, el 2 de febrero de 1680, donde habitaron los indígenas Chimilas. A la llegada de los españoles fueron sometidos y expropiados de sus tierras dando paso a la fundación conocida con el nombre de Nuestra Señora de la Candelaria de El Banco, elevado a la categoría de municipio en 1871.

Eladio Gil Moreno (egilmoreno@gmail.com)
Escribeme y enviame información para publicarla.
Loading...