jueves, 4 de octubre de 2007

Notas históricas de "El Banco"

EL BANCO

Tomado del Libro “Breves Notas Históricas de El Banco”

El Banco, peñón de tierras que levantas airoso bermejo al saludar el majestuoso Magdalena y de tus pies sale vertiendo su contribución líquida el caprichoso Cesar que en su recorrido ocupa lo que algunos dicen, no muy descaminados, que fue el lecho antiguo del Magdalena en el ayer geológico de los movimientos telúricos que moldearon, hicieron y rehicieron cuantas veces quisieron la Orografía Colombiana.

Península formada por semicircundantes aguas de ríos y lagunas en donde crecen los ejemplares ictiológicos de muchas especies, como: sardinas, doradas, vizcaínas, tolombitas, barbudos, doncellas, blanquillos, bagres y bocachicos. Criaderos inmensos para que los habitantes regionales no compadezcan hambre. Lo que todos últimamente estamos contribuyendo a exterminar con las redes de malla diminuta, el zangarreo, la dinamita y hasta con la contaminación proveniente de los matamalezas y los derrames provocados de oleoductos.

Sin embargo de todos estos ataques a cual más destructor, no han podido rebajarte del pedestal en donde siempre has estado como principal productor de pescado de la ribera del Magdalena.

El Banco, ancestral refugio cariñoso de todo aquel que busca paz, que trae deseos de trabajar e ideas convertibles en obras de progreso y desarrollo. Que brinda albergue seguro al fugitivo de bestiales persecuciones. Paraíso inconfundible en donde el cargado de penas y tristezas encuentra un bálsamo para su dolor en la amabilidad de sus gentes, en donde muchos quieren ayudar para que toda la carga no sea para una sola persona. En donde la solidaridad es el sol que nace todos los días para todos.

El Banco; de verdad no se equivocó quien dijo, que si no te hubieran fundado, de alguna forma nos habríamos inventado la manera de vivir aquí.

Pero para que pueda haber contrastes, también hay quienes olvidan e ignorar la tierra que los ha visto nacer, y aunque se encuentren disfrutando de lo mejor de las fortunas, en otro lugar se han olvidado de este remanso de paz que necesita de todos, para seguir siendo el rincón de añoranzas, a donde siempre deseamos volver.

También hay quienes están ahora dedicados a hacer todo el mal que puedan, porque así es la nueva forma de ser, aprendida y enseñada por los egoístas que no les importa de que medios se valen para conseguir el fin por ello deseado y por eso roban y matan.

Es la nueva gente y la nueva cultura que debiéramos detener para que El Banco pueda seguir con la tradición de ser lo que por mucho tiempo ha sido.

El Banco, tenías muy poca historia escrita y he querido regalarte lo que he recogido de bocas de muchos y he leído en algunos libros.

Ahora que ya he creído haber cumplido contigo y las personas que generosamente quieran buscar algo de ti en estas líneas, me siento satisfecho y creo que lo que les presento es un cuento escrito en los términos más sencillos como los utilizados por los “cuenta Historias” de todos los tiempos en todos los lugares del mundo.

Miguel Caamaño Blanquicet
Publicar un comentario

El Banco Magdalena:

Puerto sobre el Río Magdalena, fundado por José Domingo Ortíz, el 2 de febrero de 1680, donde habitaron los indígenas Chimilas. A la llegada de los españoles fueron sometidos y expropiados de sus tierras dando paso a la fundación conocida con el nombre de Nuestra Señora de la Candelaria de El Banco, elevado a la categoría de municipio en 1871.

Eladio Gil Moreno (egilmoreno@gmail.com)
Escribeme y enviame información para publicarla.
Loading...